Guías de turistas en reconstrucción - Entorno Turístico

Guías de turistas en reconstrucción – Entorno Turístico

¿Podrían dejar de existir los guías de turistas? En las normas oficiales mexicanas describen a los guías de turismo como una persona física que proporciona al turista nacional o extranjero, orientación, información profesional sobre el patrimonio turístico, cultural y de atractivos relacionados con el turismo, así como servicios de asistencia, habiendo tres modalidades, guía general, local para los temas culturales y especializados en naturaleza.

Posiblemente caiga en el romanticismo, ya que todo lo estudiado y aprendido por un guía no sirve de mucho en otros sectores.

Para poder ejercer esta profesión alineándose a las normas oficiales mexicanas debemos de cumplir con un diplomado, el cual varía en costos desde $10,000 hasta $20,000 pesos dependiendo de la institución educativa y de la norma que se quiera acreditar. Así mismo para poder hacer el refrendo cada 4 años se debe de cumplir con 160 horas en cursos de actualización con validez ICTUR, los cuales sólo serán tomados en cuenta por SECTUR.

Sin embargo un guía de turistas es capaz de apreciar y amar cada pequeño detalle que se encuentra en la arquitectura, conocer las culturas, la naturaleza de las regiones, las costumbres, ser partícipe de la identidad de los pueblos y sus comunidades para poder conocer de celebraciones y amarlas como si fueran propias. Un guía de turistas es más allá de un simple acompañante, es quien traduce el amor por nuestro patrimonio, por nuestra naturaleza y por nuestra tierra a todos aquellos que llegan para conocerla, sean nacionales o extranjeros.

Los guías de turistas son quienes engranan los diferentes servicios turísticos.

Hoy en día estamos inactivos, sin turistas que recibir o a quién mostrarle un poco de nuestro país. Puedo mencionar que hemos estado presentes desde épocas remotas, sin embargo, en México la profesión empezó a ser regular en 1947 en la declaración turística en el periodo del presidente Miguel Alemán, durante las olimpiadas de 1968 y el mundial de fútbol de 1970 donde se consolidó esta figura del turismo.

Nos han regido por diferentes lineamientos turísticos como el reglamento de guías de turistas que fuera publicado el 17 de noviembre de 1988, pasando por la NOM- 08-TUR-96 para guías culturales y la NOM-09-TUR-96 para guías de naturaleza y a partir del año 2002 está vigente la NOM-08-TUR-2002 y NOM-09-TUR-2002 las cuales dan la posibilidad de acceder a una acreditación, para ejercer la profesión de guías de turismo hasta hoy en día.

Según el directorio de guías de turismo acreditados por SECTUR en el 2018 en México existen 6,791 y en la encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI, existen 23,017 personas registradas como guías de turismo.

Previo a esta “nueva normalidad” debíamos de cumplir con numerosos requisitos para poder ejercer nuestro trabajo; es momento de reconstruirnos, ya que debemos aprender a compartir lo nuestro con cambios radicales, olvidarnos de los signos de cercanía humana, transmitir emociones sin poder vernos a la cara, ahora tendremos que aprender a utilizar caretas constantemente, algunos con acceso a un audiovox, portar siempre un cubre bocas, tener grupos más pequeños.

Deberemos de hacer uso de nuestra innovación y de nuestra creatividad para poder seguir mostrando lo bello que es nuestro México, buscar vivir con la sanidad exigida para protegernos del coronavirus inmerso ya en nuestra cotidianidad, porque quizá como dicen los expertos “llegó para quedarse”, sin embargo, el amor de un guía por el patrimonio, por la tierra, por la naturaleza, por lo nuestro, va más allá de un virus, siguen las ganas de mostrar la bellezas de nuestro país, de nuestras regiones, de enamorar a propios y extraños y sobre todo de seguir difundiendo México.

El reto no es fácil. Ya se han sorteado desastres naturales, epidemias, competencia desleal de guías no acreditados y falta de estabilidad laboral, ahora estamos en el punto de reconstruirnos o desaparecer, adaptarnos o morir y sobre todo seguir con esta pasión de aprender para poder compartir lo que amamos.

Deja un comentario